Herramienta de accesibilidad para
personas con discapacidad
Portal de Accesso

Palabras del secretario de Desarrollo Social de la CDMX, Alejandro Piña Medina, en la 1a. Feria de Derechos Humanos para personas en situación de calle e integrantes de poblaciones callejeras.

Publicado el 24 Octubre 2018
24 de octubre de 2018

Muy buenos días a todas, a todos, los saludo con mucho gusto; saludo con mucho gusto especialmente a Geraldina González, presidenta de COPRED, nos da mucho gusto estar con ustedes en esta mesa, por supuesto a todos los demás que aquí se encuentran.

Quiero agradecer la invitación a esta Feria de Derechos Humanos para Poblaciones Callejeras, que a su vez constituye un foro con el tema “Oportunidades y obstáculos en la exigibilidad de los derechos humanos y la integración social de personas en situación de calle e integrantes de las poblaciones callejeras, la necesidad de contar con un marco normativo.”

Garantizar los derechos humanos representa, sin duda, una de las metas y retos fundamentales de todo gobierno. Por ello, desde el Gobierno de la Ciudad de México nos hemos empeñado en constituir una sociedad en la que impere la justicia social, la igualdad y la inclusión, en donde todas las personas satisfagan sus necesidades básicas y gocen de los mismos derechos para lograr un desarrollo pleno en lo colectivo y por supuesto también en lo individual.

Las personas integrantes de las poblaciones callejeras enfrentan de manera continua discriminación, criminalización, negación en el acceso a los servicios de salud, retiros forzados, así como un trato sin respeto a su dignidad y derechos humanos.

Por ello, desde hace tiempo se incorporó el enfoque de respeto, promoción, protección y garantía de los derechos humanos, tal como lo establece la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos a partir de la reforma constitucional en materia de derechos humanos de junio de 2011 y el Programa de Derechos Humanos de la Ciudad de México, lo que ha se ha permitido trabajar para hacer frente a esta problemática social.

Del seguimiento de las directrices de estos documentos podemos decir que tenemos resultados concretos, como ejemplo el Protocolo Interinstitucional de Atención Integral a Personas en Riesgo de Vivir en Calle e Integrantes de las Poblaciones Callejeras en la Ciudad de México, publicado en junio de 2016, el cual tiene por objetivo articular acciones interinstitucionales para reconocer, favorecer, restituir y hacer exigible el goce y ejercicio de los derechos humanos de estas poblaciones.

Otro esfuerzo importante, que veremos ya en próximos, que estará surgiendo es el Censo de Poblaciones Callejeras. Los resultados de este Censo, nos permitirán enfocar y coordinar esfuerzos para poder acercar la atención necesaria a las personas que lo requieran.

Las organizaciones de la sociedad civil han sido un eslabón muy importante en esta labor, puesto que a través de sus aportaciones y el trabajo especializado realizado, se fortalecen las oportunidades y se amplía la capacidad para dar atención. Consideramos que es fundamental disponer redes de apoyo para las personas en situación de calle que les permitan conseguir los recursos para ejercer sus derechos y mejorar su calidad de vida.

Gracias a estos esfuerzos conjuntos es que la visión de este grupo poblacional ha permeado en la sociedad, a la par que las acciones de sensibilización realizadas y la dotación de herramientas para que las personas en proceso de integración social logren su autosuficiencia y abandonen la vida en las calles, como las capacitaciones para el empleo o autoempleo y proyectos productivos, algunas de las estrategias que se han seguido.

Transitar hacia un marco jurídico que dote de mayor certidumbre es un paso necesario, pues en la Capital Social se ha procurado lo mismo para los diversos grupos vulnerables. Con avances sólidos en la legislación de diversos programas sociales correspondientes a la variedad de problemáticas que se observan en la ciudad.

Por lo antes mencionado, el identificar los desafíos de la conformación de una iniciativa de ley y su posterior implementación es de suma importancia pues ayudará a disminuir las brechas de implementación y permitirá lograr el respeto y la protección efectiva de sus derechos humanos, además de la coordinación pertinente entre todas las instancias comprometidas con este tema.

Celebramos la apertura de espacios de reflexión como en el que este día nos reúne, pues de la discusión, deliberación y contraste de ideas podrán surgir instrumentos y documentos idóneos para abordar la atención de la problemática social de las personas en situación de vulnerabilidad.

Y es con la participación activa entre la academia, las instituciones y asociaciones civiles, así como el gobierno y los promotores de los Derechos Humanos, que lograremos la inclusión y reconocimiento de las poblaciones callejeras y lograremos que la Ciudad de México sea una ciudad donde se garantice el pleno goce de los derechos de todas y todos los que aquí convivimos.

Muchas gracias por su atención.