Herramienta de accesibilidad para
personas con discapacidad
Portal de Accesso
PALABRAS DEL SECRETARIO DE DESARROLLO SOCIAL DE LA CIUDAD DE MÉXICO, JOSÉ RAMÓN AMIEVA GÁLVEZ, DURANTE EL EVENTO “PARLAMENTO DE LAS MUJERES DE LA CIUDAD DE MÉXICO 2017”
Publicado el 09 Marzo 2017
9 de marzo de 2017

Muchas gracias, con su venia señor diputado presidente, con su venia diputada presidenta.

Muy buenos días diputadas de este Parlamento, las saludo con mucho respeto y aprecio y con el reconocimiento de la labor que están el día de hoy realizando.

También me permito saludar a todas y a todos quienes acompañan en la asistencia de este evento, agradecer la invitación de la diputada Nury Delia Ruiz Ovando, presidenta de la Comisión de Equidad, de la diputada Dunia Ludlow y de la diputada Janet Hernández para poder dirigirme a todas ustedes y, sobre todo, reconociendo el liderazgo y la oportunidad de nuestro diputado presidente, Leonel Luna Estrada.

El ejercicio parlamentario, es precisamente, el dotar de leyes a una necesidad, a una perspectiva o a un objetivo social. El día de hoy en que todas ustedes estén aquí sentadas, obviamente les permitirá conocer lo que es el trabajo legislativo, ahondar en esa experiencia, pero sobretodo determinar la existencia de una norma que sea integral, que sea justa, que sea progresiva, que tenga una perspectiva de género, dé oportunidad para que muchas mujeres, o todas las mujeres de una ciudad, de un país puedan tener acceso a una libertad plena, a una igualdad en el ejercicio de derechos.

Y es que, cuando hablamos del ejercicio de derechos hay que pensar en qué momento una mujer goza de derechos y de protección en una sociedad y, aquí por ejemplo, puede venir el primer punto de debate, yo creo que el primer momento es el momento del embarazo.

Siempre ha habido el debate legislativo, si la mujer embarazada no tiene derecho a alimentos, cuando una mujer está embarazada y no tiene acceso a una situación alimentaria ¿quién debería de garantizar este derecho alimentario? Y después vemos que desde el nacimiento una crianza efectiva de 0 a 6 meses, una niñez integral, una juventud plena, un esquema productivo hasta llegar a lo que es una persona mayor, requiere ejercer de manera plena sus derechos.

Seguramente ustedes discutirán cuáles son los alcances del ejercicio de esos derechos y sobre todo cómo se va a enlazar el tema parlamentario con el tema que vengo aquí, no representando, pero sí haciendo voz de lo que es el Gobierno en cuanto a los programas, en cuanto a las acciones que les permitan a todas alcanzar.

Aquí se está retomando un derecho importante que inició hace 64 años en este país. Y es que hace 64 años la mujer no podía votar, después se buscó y se lo logró y se obtuvo que la mujer pudiera participar en puestos de elección popular y después se alcanzó una representación equitativa en los órganos legislativos y poco a poco ha sido una lucha en donde precisamente las mujeres han sido motor, pero que además necesita el involucramiento efectivo de los hombres, es una parte de cultura, es una parte de visión y es una parte de acompañamiento.

Sé que ustedes vienen representando a muchas instancias y a muchos esquemas de participación social como Sociedad Civil Organizada, como es academia, como es una integralidad de disciplinas y de acciones y de momentos de nuestra vida cotidiana.

Lo que les quiero decir es que estaremos atentos siempre a lo que aquí se discute, acompañando a lo que se requiera, decirles que ahora a 64 años de poder permitir que la mujer votara, que fuera un derecho efectivo, obviamente la violencia política sigue existiendo, la violencia física poco a poco se ha ido transformando en diversos tipos de violencia, tenemos la violencia moral, psicológica, patrimonial, económica y obstétrica.

Y ante este tipo de violencia, las leyes y los espacios han generado una necesidad importante de trabajo conjunto; me refiero a las leyes porque es la norma precisamente la que obliga y la que permea para que nosotros realicemos ciertas acciones, y hablamos de espacios, porque se han tenido que ganar espacios para que las mujeres puedan desarrollar de manera integral y plena sus actividades.

¿Cuándo seremos una sociedad con una visión de género adecuada? Cuando ya no existan tantas leyes y cuando el espacio sea un espacio igualitario en el momento que nosotros tengamos la cultura de generar esa igualdad de género, de respetar esa igualdad de género y que compartamos de corazón y de pensamiento esa igualdad de género, ya no será necesario sancionar la violencia, ya no será necesario generar normas y programas que permitan retirar esa situación de vulnerabilidad.

Y cuando entendamos que el espacio de la mujer no solamente es en el transporte, no solamente son los parques, no solamente es el trabajo, no solamente es la academia, sino que el espacio de la mujer es todo el espacio de las ciudades y del país, en ese momento la visión de género en una sociedad será plena. Este es un ejercicio importantísimo, este es un ejercicio que desarrolla precisamente esa visión integral.

Únicamente reiterarles que en el ejercicio de las políticas de desarrollo social, nosotros nos encontramos con muchas mujeres que tienen una situación de vulnerabilidad multifactorial; encontramos a mujeres en situación de pobreza, con violencia, sin poder acceder a una educación en donde en el trabajo perciben, en mismas condiciones, un 30 por ciento menos que un hombre, en donde no se les permite muchas veces, los mismos profesores, lo acabamos de ver en Jalisco, tienen discursos discriminatorios que atentan contra la integridad de la mujer, eso es lo que encontramos.

Y en el momento que se enlacen la ley, la acción, el pensamiento y el sentimiento va a ser una sociedad mucho más.

En verdad las felicito por este ejercicio de participación, esto obviamente continua, reitero, el motor son las mujeres pero los participantes somos todos en esta política de igualdad, en esta política de reconocimiento y en esta política de acompañamiento de derechos plenos para todas las mujeres.

Por ahí escuché —durante el esquema de conmemoración que fue una marcha y varias acciones por parte de varias mujeres—, “las mujeres no queremos flores, la mujeres queremos derechos”, eso es lo que se manejó, coincido plenamente, en que los derechos se otorgan, pero en este caso se exigen, se desarrollan y se generan en este Parlamento de las Mujeres.

Enhorabuena, muchas gracias por la invitación y muchas gracias por el favor de su atención y permitir compartirles este mensaje, muy buen día, principalmente a todas y a todos.

Compartir
Imprimir